Consejos para dormir bien, problemas comunes

l sueño es algo que, si no ofrecemos inconvenientes mayores de forma consciente o inconsciente, viene por sí sólo en las personas que tienen un estado físico y mente normal. A continuación exponemos algunos consejos para dormir bien.

Convencerse de estas cosas, sirve para que no lo deseemos ansiosamente y para que al colocarnos en una situación natural y reposada, el sueño venga tranquilamente cuando menos cuenta nos damos.

Primero consejo para dormir bien:

La falta de sueño o insomnio, en principio, no ha de suponer mayor problema si es esporádico.

La falta de sueño no es un problema

Falta de sueño vs insomnio

Relacionado con esa idea de que la disminución de horas de sueño no es algo que suponga inconvenientes graves para nuestras facultades diurnas (aunque, desde luego sí es un inconveniente a eliminar sobre todo si esa disminución es constante cuantitativamente grande o cualitativamente importante), está la de que:

Segundo consejo para dormir bien

insomnio no equivale al dormir corto.

El dormir corto es el de aquellas personas que acostumbran a dormir menos horas que las que la media de horas que duerme la mayor parte de la gente convierte en número normal. En estas personas, la calidad del dormir que realizan en poco tiempo es tal, que pueden llegar a mantener una media de dos o tres horas de sueño diario durante años sin que su estado físico o mental se resienta.

Pero, para una persona normal, mantener ese ritmo sería perjudicial. Los efectos de la falta de sueño los podemos ver en su caso extremo: cuando una persona pasa una o varias noches seguidas sin dormir. El tiempo que podemos permanecer despiertos es muy variable según las personas, pero, a la larga, acabamos resintiéndonos más o menos gravemente de no dormir.

Este tipo de personas, que son muchas, deberían comprender y aprender que el organismo puede soportar varias noches de un mal dormir o de una falta relativa de sueño, sin disminuir notablemente sus prestaciones físicas aunque se note más esa falta en las facultades intelectuales. Y ello porque el tiempo que pasan en la cama, si saben aprovecharlo y colocarse en una situación de reposo relajado o de somnolencia, es de por sí suficientemente reparador aunque no sea óptimo. Ver más en tipos de sueños y sus carencias.

Tercer consejo para dormir bien

Buscar descansar y no dormir

Lo que ocurre es que el organismo de un sujeto en buen estado de salud física y mental, permite jugar bastante con sus posibilidades; pero, en realidad, se está compensando esa falta de sueño con un mayor esfuerzo.

Ello queda perfectamente claro en una situación experimental cuando se observa que la disminución del sueño acostumbrado en una persona, supone que su tono muscular en los días que siguen a las noches en que ha dormido menos, es mayor.Esa es la razón por la que cuando dormimos nos cansamos antes en las jornadas siguientes a las noches pobres en sueño.

En este artículo tienes tres consejos para dormir bien, muy faciles de seguir y que seguro mejoraran tu manera de descansar todas las noches.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *