Definición de sueño y causas del no dormir

La definición de sueño y el sueño en si, es una característica de la vida del hombre. El sueño y el insomnio, está presente en toda sustancia viva, para la que hay una sucesión periódica, rítmica y regular de movimiento y de descanso. No quiere ello decir que para todas las formas de vida los ritmos sean iguales.

Podemos hacer una escala desde el ciclo vegetal en el que la sucesión de los estados de actividad y de reposo sigue el de las estaciones (lo mismo que algunos animales que observan un letargo estival o invernal), hasta los ritmos de día y noche que siguen algunos animales vertebrados y el hombre.

Ciclos de reposo e Insomnio, definición de sueño

Pero, ¿qué es el sueño en esa sucesión de estados de movimiento y reposo? . La respuesta es algo que se desprende de la observación común: el sueño no es más que el descanso llevado al máximo de su expresión.

El por qué del dormir, la regulación de la aparición rítmica del sueño es la forma más específica de la capacidad general de toda sustancia viviente para acoger un estado de reposo y desconectar, en cierta forma,sus relaciones con el exterior temporalmente.

Y, puesto que esa capacidad es tanto mayor cuanto más desarrollado es el sistema nervioso del ser vivo, es el hombre el animal que mejor dispone de ella y, como verá, el que peor la utiliza, desembocando en ocasiones en el insomnio que estudiamos.

En resumidas cuentas, el dormir de los hombres, como el de los animales que le siguen en jerarquía o el “sueño vegetal”, es el mejor modo que éstos tienen de descansar del trabajo que durante el período de actividad han desarrollado.

Los biólogos y unos científicos con nombre más moderno, los llamados etólogos, asocian éstas fases diferentes a la búsqueda de alimento y a la asimilación de ésta una vez conseguido junto a la recuperación de las energías gastadas en su obtención.

Esto vale claramente para el animal cazador y el hombre cazador o agrícola,, dependientes ambos de un contacto directo con la naturaleza.

Vale también, en cierto modo, para el hombre moderno de la sociedad industrial puesto que, en general, el trabajo equivalente en esta sociedad a la búsqueda de comida es seguido de un descanso con similar periodicidad.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *